martes, 15 de abril de 2014

JOYAS

Las joyas siempre acompañaron a Marlene, en su fisonomía las piedras preciosas cobraban mayor fulgor. Brazaletes, collares, pendientes, sortijas e incluso coronas cuajadas de refulgentes piedras, rubíes, ónices, lapislázulis, gemas y toda suerte de exquisitos minerales. Marlene sabía sacarle partido a tales complementos y así en sus películas o en las portadas de sus afamados discos aparecía tocada con tan exquisitas joyas. Un brazalete envolvente destacaba además de su inquitante belleza en una de las portadas de sus discos en los 50; una tiara real tocaba su indómito peinado en Capricho imperial, película en la que interpretaba a la zarina Catalina la Grande...joyas y piedras preciosas para una joya impertérrita. La elegancia de las piedras enmarcaban la elegancia de la mujer que cautivaba con o sin ellas...

jueves, 10 de abril de 2014

SUBASTAS Y RECUERDOS

En el terreno de las subastas, las cifras corren paralelas a la calidad de lo subastado, o quizá no. Las subastas de memorabilia del mundo del cine arrojan casos curiosos: no siempre lo subastado es reconocido como algo realmente valioso, al menos valioso en el terreno de la apreciación nostálgica de aquel que quiere atesorar, sí, de un modo algo fetichista, un recuerdo de un actor, de una actriz o elemento de atrezzo o decorado ligado a alguna película. Marlene está de actualidad en la subasta on line que estos días se realiza...sus familiares ponen en venta al mejor postor recuerdos de la abuela...nunca digas nunca jamás si hay dinero de por medio...Cartas, pequeños objetos de escritorio o de cocina y fotografías, tanto da para que la herencia de la más grande deje dolares o libras a los queridos nietos. Los Riva siempre admirarán a la abuela más bella del mundo aunque sólo sea por la herencia monetaria que su legado deja.

lunes, 7 de abril de 2014

HASTA LA VISTA MICKEY

Mickey Rooney, el eterno adolescente, y Dietrich en el hospital Presidio de San Francisco en 1940, en plena guerra. Descanse en paz.

sábado, 5 de abril de 2014

EL TIEMPO SE ACABA

El tiempo se acaba...la subasta en Internet de objetos, vestidos, cartas, libros y demás memorabilia marleniana toca a su fin, el martes día 8. Los precios elevados de algunos objetos realmente sugerentes, sólo son asequibles para coleccionistas acérrimos y sobre todo, adinerados. Una carta de Hemingway tiene el precio más elevado, 35000 dólares y uno de los fracks que lucía en sus conciertos en Las Vegas a un precio atractivo para la prenda emblemática que es, 3001 dolares, en la única puja que ha tenido hasta ahora; destacamos este breve cable enviado a Maria, su hija, enviado el 13 de junio de 1987 "necesito tu voz, tu consejo urgente...".

jueves, 20 de marzo de 2014

SUBASTA

Postal enviada desde Japón de Marlene a su hija Maria Riva

Subasta inportante de objetos de Marlene Dietrich...Sus nietos a través de la página https://www.auctionmystuff.com/ en internet comparten recuerdos y memorabilia de su insigne abuela. Cartas, fotografías, objetos de cristal...o una carta de Hemingway a Dietrich entre otras muchas cosas salen a subasta hasta el día 8 de abril en dicha página. Quizá las pujas serán altas, prohibitivas para fans irredentos como nosotros, pero ahí están. Nosotros pujaremos siempre viendo sus películas, oyendo sus discos y su voz atemporal, aunque el placer de tener entre las manos algún objeto que le perteneció siempre será un sueño tan inalcanzable como su eterna memoria.

martes, 11 de marzo de 2014

EL LIENZO DE LA LUZ

La gran Dietrich, el gran misterio, la musa de directores, el lienzo de la luz, el espejo de la cámara...

domingo, 2 de marzo de 2014

UN OSCAR SIN ACTRIZ

Hoy noche de Oscar, no queda más remedio que preguntarse por qué Marlene no fue nunca distinguida con tan popular premio. Nominada por su papel en Marruecos, no logró la tan merecida estatuilla pero tampoco quizá fuera necesario para tener ese hueco incandescente en los sueños cinematográficos de los espectadores. Tantas estrellas no lo consiguieron que el tenerlo no significa gran cosa. Marlene pertenece a esa estirpe que deja grabada su estela sin necesidad de ser reconocida por ningún premio. Aun así algunas de las interpretaciones de Dietrich podrían haber sido distinguidas con premio y reconocimiento, la misma Amy Jolly de Marruecos o la Christine Vole de Testigo de cargo, pero también la Altar Keane de Encubridora o incluso la Shanghai Lili enigmática que atravesaba Oriente en un tren, aderezada de plumas de gallos reales sin casi pestañear. Tantas y tantas heroínas que hubieran recogido al tío Oscar, enalteciendo aún más su prestigio dorado...

domingo, 23 de febrero de 2014

LA VOZ DE LA EXCEPCIÓN

Hay voces y voces, y la de Marlene Dietrich es tan personal que no se parece a ninguna otra. Tantos cantantes, tantas canciones en el tiempo y sin embargo, que pocas quedan en el recuerdo, qué pocas pasan la tabla rasa del tiempo y permanecen. Marlene y su voz es la excepción. Quien consigue hacer perenne una canción suele conseguirlo por darle al tema la impronta de su registro, el estilo de su voz y la cadencia de su fuerte personalidad. Marlene hizo suyas las canciones que interpretó; en su voz las letras se apropiaban del tempo musical y ya no podía ser de otra forma. Quizá no tenia gran voz, tampoco lo necesitaba porque la interpretación era lo máximo. Arrastrar sílabas, con guturales acentos germanos, cadenciosas inflexiones, reflexivos silencios, fraseos andróginos teñidos del aroma sensual que sólo una gran voz y una gran mujer podía interpretar...Marlene fue actriz, sí, ínclita y realmente magnética, pero también fue cantante-intérprete, con no menos fuerza en sus actuaciones que en sus películas. Marlene, siempre lo dijimos, siempre fue más.

jueves, 20 de febrero de 2014

TRAS EL CRISTAL

domingo, 16 de febrero de 2014

IMPERECEDERAS SIEMPRE

Es algo ineludible, los actores, las actrices que marcaron época se van. Es ley de vida. Al menos las pantallas guardan en las dos dimensiones del tapiz, las películas, los rostros, que sí son inmortales. ¿Quiénes quedan de la época dorada? habría que hacer memoria...y la memoria siempre retoca lo que más hemos amado. Con la pequeña Shirley desaparece el glamuroso blanco y negro y aquellos años treinta trufados de inmortales dioses y diosas de la pantalla. Marlene, Joan, Bette, Jean, Katharine y tantas otras (y otros) que siguen mirándonos desde la pantalla pese a haber desaparecido de nuestras vidas. O quizá siempre permanecen en nuestras retinas gracias al milagro del cine y por tanto, siguen permaneciendo en nuestras memorias, retocadas o no, pero imperecederas siempre.

martes, 11 de febrero de 2014

MARLENE Y SHIRLEY

Descanse en paz la pequeña coronela Shirley Temple

lunes, 10 de febrero de 2014

MAXIMILIAN SCHELL

Maximilian Schell, el gran actor austriaco, ha fallecido y buen momento es ahora de recordar su trabajo en la película coral Vencedores o vencidos a las órdenes de Stanley Kramer, por este trabajo como abogado defensor obtuvo un premio de la academia como mejor actor. El filme sobre el juicio de Nuremberg reunió a un elenco de importantísimos actores...y por supuesto a la gran Dietrich. Schell fue siempre un correctísimo actor, serio, hermano de la también actriz Maria Schell. Siempre lo recordaremos también como el entrevistador último de ese maravilloso documental sobre Marlene en el que preguntaba a la diva sobre su vida, películas y amores.

miércoles, 5 de febrero de 2014

PETE SEEGER

Nuestro más sentido homenaje al músico recientemente desaparecido Pete Seeger y este canto a la paz en la voz de Marlene.

viernes, 27 de diciembre de 2013

112 AÑOS EN NUESTRAS VIDAS

112 años del nacimiento de una actriz, de una estrella, de una mujer. Marlene siempre en nuestras retinas, en nuestros sueños y en nuestras vidas.

sábado, 14 de diciembre de 2013

MARLENE LIBRE

La independencia de Marlene en todos los terrenos de su larga vida es premonitoria. Marlene fue libre en todas sus idas y venidas. Desde elegir sus películas hasta elegir sus amantes...Su última elección, la de retirarse y enclaustrarse en su retiro parisino, nos habla de una mujer que hizo literalmente lo que le dio la gana; su única obligación, demandada por su público fue darle aquello que sus fervientes admiradores demandaban. Era su oficio y como buena profesional debía trabajar para tener rendido a los espectadores que acudían a verla, ya sea en la pantalla o en sus recitales de madurez. En los demás aspectos, siempre libre. Fue ella, sin duda, la que se dejó elegir por Sternberg en la prueba que le dio el papel de Lola-Lola, fue ella quien se dejaba moldear por el artista que toda estrella buscaba; fue ella quien, a veces caprichosamente, elegía a sus compañeros de cámara y de cama. Una mujer que no dudaba en poner, sustituir e incluso reunir a amantes en sus alocada (o quizá programada) vida. Eligía amantes o se dejaba elegir cuando ella quería, lo mismo que elegía sombreros de copa, plumas de gallos exóticos o vestidos de tonos empolvados que se ceñían a su silueta. Y quien elige, a veces lo hace correctamente o no: Marlene elegía bien siempre y quizá sea esto el motivo de su longeva repercusión, de su duradera estela...quien elige y elige bien, quien es dueña de su propia vida, se aupa en icono de rabiosa modernidad, dueña de sus más arriesgadas elecciones y símbolo de absoluta independencia, ajena a épocas, estilos, personas y personajes. Seguimos admirándola, entre otras muchas cosas, por ser auténticamente "libre".

domingo, 24 de noviembre de 2013

LA POSMODERNIDAD DE CONCHA

Marlene siempre afirmó que El diablo es mujer era su película predilecta. Nunca se había encontrado tan espectacularmente bella como en este filme, último de la colaboración Dietrich- Sternberg. Marlene o lo que es lo mismo Concha Pérez interpreta a una andaluza en la España del más extremo Romanticismo. Una alemana pasada por la fábrica de estrellas de Hollywood interpretando a una sevillana racial y ciertamente barroca. ¿Podía funcionar tal mezcla inverosímil? Funcionó y sigue funcionando. Concha abre los ojos o los entorna como podría hacerlo una trianera que quiere conquistar al más inaccesible galán. El artificio se acompaña del más exuberante y onírico vestuario que mortal pueda imaginar, una delicia del más amanerado Travis Banton. El artificio se convierte en creación artística y la sevillana rompecorazones se hace realidad en la más edulcorada ficción. Nunca una española de pro, andaluza, sevillana y cigarrera fue interpretada por un artificio tan eficaz, tan seductor y tan mágicamente atrayente. Las fotografías de Concha son verdaderas obras de arte, los tonos sepias, blancos y negros conforman, sin duda, además de uno de los rostros más bellos de toda la historia, cinematográfica o no, una suerte de cuadro-ilustración surrealista, expresionista y hasta posmodernista. El siglo XX, las vanguardias y hasta la posvanguardia artística están ahí. ¿Se puede ser más moderno/a que Concha Pérez en una fotografía en sepia?

domingo, 3 de noviembre de 2013

ALTAR KEANE

La presencia de Altar Keane en el retiro de forajidos de Encubridora no deja indiferente a ningún vaquero, por aguerrido y díscolo que sea.

lunes, 21 de octubre de 2013

FORMA Y FONDO


La forma y el fondo envuelto en suave armiño

viernes, 18 de octubre de 2013

UNOS TACONES EN EL DESIERTO

Unos zapatos de tacón abandonados en pleno desierto pueden ser el final de una gran aventura o el comienzo de otra aún más interesante.

domingo, 22 de septiembre de 2013

PELÍCULAS, MEZCLAS Y SIEMPRE MARLENE

Tiempo de cine, tiempo de Marlene, tiempo de películas: El angel rubio, La vuelta al mundo en Marruecos, En la rayas de los cantares, El diablo es ángel, Testigo de deseo, Fatalidad en las rayas de la mano, Gran mundo en Arizona, La venus azul, El expreso de los usurpadores, Capricho de la condesa Alexandra, El ángel imperial, Sed de alta tensión, Just an ángel...títulos, mezclas y siempre Marlene.

sábado, 21 de septiembre de 2013

viernes, 6 de septiembre de 2013

LOS ÚLTIMOS RAYOS DE SOL

Tomar los últimos rayos de sol veraniego era, y es, un placer de dioses y diosas...

jueves, 22 de agosto de 2013

PRIVILEGIO MÁXIMO



La verdadera esencia de los mitos es su inefable definición. Marlene goza del privilegio de ser mito sin reducción a la lógica de las palabras, y eso, sin duda, es privilegio máximo.

domingo, 28 de julio de 2013

CINE CLÁSICO EN BLANCO Y NEGRO

Marlene y el embrujo de las películas de antaño...Quien piensa en el gran cine clásico evoca, sin duda, las grandes películas de los ya lejanos treinta y cuarenta en perfecto blanco y negro. Actrices como Greta, Bette, Mae, Katharine, Jean, Joan, Ingrid, Rita o las menos recordadas Hedy Lamarr, Barbara Stanwyck, Paulette Goddard o Gene Tierney...tantas actrices, tantos actores y tanto oropel en genuino blanco y negro que es el cine con mayúscula, clásico y atemporal como todo lo genuinamente artístico. ¿Y Marlene? Ocupa sin duda un lugar en el gran cine de entreguerras, en ese maravilloso entretenimiento que atraía a masas a las proyecciones en pantallas superlativas. Marlene es blanco y negro, Marlene es cine, Marlene es más.

miércoles, 10 de julio de 2013

UNA ASISTENTA BURGALESA

Sabíamos que Marlene había pasado sus últimos días parisinos atendida por una asistente personal...española. Ángela Fernández Palacín, burgalesa para más detalles, pasó los últimos años con Marlene a la que atendió fielmente según cuenta en una entrevista al periódico Diario de Burgos. Ángela comenta el carácter difícil de Dietrich pero también su enorme generosidad y algunos detalles anecdóticos como las ordenes y mandatos que la diva recordaba constantemente a su asistenta, el menú semanal perfectamente programado y detalles ya conocidos como la negativa de la actriz a ser vista por nadie y a ver sus películas añejas. El artículo completo se encuentra en la siguiente dirección del periódico digital http://www.diariodeburgos.es/noticia/ZB4C6C5D2-9671-D48B-EFC71E2775B6790D/20130710/memoria/burgalesa/marlene/dietrich para quien quiera disfrutar con los recuerdos de Ángela que son recuerdos de muchos.
Ángela Fernández conserva una maleta con recuerdos de Marlene

jueves, 27 de junio de 2013

UNA ESPÍA QUE TECLEA EL PIANO

Una espía en riguroso silencio que teclea el piano en soledad...Marlene tuvo el papel de especialísima espía en Fatalidad. Toda gran vamp de entreguerras tarde o temprano tenía que interpretar el papel de sofisticada espía en la convulsa Europa de los treinta. Marlene fue X-27, Garbo fue la fatal Mata Hari, dos vampiresas en blanco y negro que expían sus penas en sendas películas con toques expresionistas. Fatalidad fue uno de los éxitos de Marlene en América y una de las raras gemas cargadas de embriagador perfume del tándem colaborativo Sternberg-Dietrich, quizá es una de las películas menos recordada de esta exitosa colaboración. Son, sin embargo, recordadas escenas míticas, como el final de la agente espía frente al pelotón de fusilamiento, el retoque de labios antes de morir o esa larga escena de los momentos previos a la muerte en la soledad de la pena de la agente X-27, tecleando el piano, melancólicamente arrobada de expresión decadente. Esta escena, tan solo ésta, merece toda una película y esos momentos de rabiosa expresividad fílmica bien merecen una revisión casi sin pestañear.

miércoles, 19 de junio de 2013

MADONNA DIETRICH

Madonna vuelve a sorprender homenajeando a su idolatrada Dietrich en la presentación de su nueva gira en Nueva York, ataviada con un esmoquin y chistera, calco perfecto de Amy Jolly en Marruecos. La cantante muestra su particular fidelidad a Marlene. Madonna Dietrich y la idolatría, diva por diva.

viernes, 24 de mayo de 2013

MIRADAS ASOMBRADAS

Si los silencios eran elocuentes en las películas de Marlene, no lo era menos la imagen casi estática de su radiante cara y sobre todo de su asombrada mirada de grandes ojos de ingenuidad teatralizada. Marlene, la de la mirada entornada como recien despierta de una reparadora siesta, abría los ojos, incluso boca, mostrándose alucinadamente perdida, asombrada, a menudo interrogante o quizá demandando respuesta de algo que no llegaba a comprender, esta mirada tan especial (teatralizada o no) era tan genuinamente Marlene que, sin duda, nadie entornó y sobre todo, nos miró con esos ojos tan directamente asombrados. Es marca Dietrich, como sus pasos acompasados lenta y fantasmalmente a veces por largos corredores o sus piernas estilizadas, que a menudo eran la primera imagen que se mostraba en sus películas. Silencios, miradas, movimientos cadenciosos...Marca Dietrich.





miércoles, 22 de mayo de 2013

LAS MIRADAS Y LOS SILENCIOS EN MARRUECOS

Marruecos es un gran melodrama ambientado en las arenas sofocantes del desierto marroquí. La pareja Dietrich-Cooper formó tándem de lo más compenetrado, la química que destilaban en pantalla fue tal que la película ha pasado a la historia del cine como ejemplo de bellísima historia de amor y de buen trabajo actoral. Las miradas, los silencios y la suave y lenta coreografía en cortejo amoroso de los amantes son su mejor reclamo. Marlene repetiría con Gary Cooper poco después en una nueva película de tono comediesco titulada Deseo. Pero siempre recordaremos a Dietrich en Marruecos y los números musicales de la película: tocada de frack, andrógina y sensualmente ataviada, cantando a un público asombrado y entregado y en una segunda actuación con un cesto, ofreciendo manzanas y emplumada, con pequeño pantalón que recordaba a la más lanzada y pícara Lola-Lola de El ángel azul. Las arenas del desierto rodeaban a los amantes que sólo contaban con el amor apasionado como único oasis en tierras tan adversas. Marlene, de nuevo entre dos amores, no dudaba en entregarse finalmente y con los zapatos de tacón en la mano y seguir a su legionario por las arduas arenas, encendida de amor y entregada a un Cooper, que borda una magistral interpretación. Los silencios, como decíamos, eran tan elocuentes como las palabras; el cine sonoro, recien estrenado, aún basaba su comunicación en el trabajo gestual de los actores, en los silencios programados; las palabras, aunque necesarias por momentos, no lo eran más que las pausas ensimismadas de los actores, los amantes se mostraban arrobados en miradas de sensual misticismo pasional y encendida gestualidad. Cuán bien comunicaban sin casi decir palabra, eran, sin duda, una pareja perfecta de teatralidad justa y a menudo incandescente. Merece una nueva revisión esta gran película que es Marruecos.

jueves, 9 de mayo de 2013

CONCHA PÉREZ Y EL BARROQUISMO EXTREMO

El diablo es mujer, el título ya encandila. La sofisticadísima Marlene no podía cerrar mejor su etapa con Sternberg que con esta superlativa puesta escena, interpretar a una suerte de española pasada por el oropel de más extravagante Hollywood. Concha Pérez se ríe de los hombres en una Sevilla de cartón piedra en eterno carnaval. Josef Von Sternberg quiso despedirse de su creación, homenajeándola con una película hecha totalmente a su medida. Nunca Marlene lució más radiante, exultante y bellísimamente fotografiada. El vestuario hizo el resto; Travis Banton, el encargado del vestuario de la Paramount y modisto de la actriz, la arropó no con simples faralaes y vestidos de la España decimonónica sino que la trasportó a un mundo de ensoñaciones con un vestuario tan delirante y apoteósico que se erige en auténtico protagonista junto con la fotografía de la actriz en  la película. Exageradas peinetas, mantones cuajados de flecos, vestidos retorcidos de volantes y lunares surrealistas, capas, velos de traslucidas muselinas, sombreros delirantes, guantes, sombrillas y flores reventonas enmarcan a una Marlene que roza el estatus de diosa barroca, magistralmente esculpida por una fotografía que la eleva etéreamente al espacio de lo soñado, al territorio de lo estéticamente superior. El argumento de la película repite esquemas ya trillados en anteriores filmes: la protagonista ejerce su irredento oficio de apasionada y casquivana mujer que arrastra a los hombres a la auténtica locura, a la perdición por el amor o mejor dicho por la pasión. La Carmen cigarrera española descuartiza a los hombres con su caída de ojos, condenándolos al olvido. Ellos se sienten aún así afortunados de ser objeto de juego de la mujer-mantis religiosa, no dudan en entregarse a su bien pergeñado ritual; al final, podrán afirmar que sintieron el roce de la mujer que todos admiraban y deseaban. Concha Pérez esconde las esencias más perfectas del mito de la mujer fatal que el Romanticismo del XIX ya dejó claro. Lo romántico aderezado con lo sublime en la España de confetti y carnaval se unen en una perfecta simbiosis que da como resultado una película que ni en el más surrealista sueños del por otra parte genio Dalí podría haber imaginado. La censura pacata de la época en España prohibió el estreno de la película en nuestro pais, porque presentaba a la guardia civil como auténticas marionetas, una visión algo rocambolesca que Hollywood  daba de un país que seguía siendo tan exótico como exótico era que en plena Sevilla lloviera en tiempos de carnaval. Siempre se ha dicho que el descubridor de Marlene, el mago Sternberg, le dio a sus  musa su mejor película, al menos la película en que la actriz roza la perfección por su belleza; fue el canto del cisne de un director que aún rodaría otras películas en América pero que firmó con Concha Pérez su defunción como genio y como amante. Marlene reconoce en sus a ratos sinceras memorias, que El diablo es mujer era su película favorita, quizá reconociendo que ella aun siendo mujer (y diablo también), fue en esta suerte de artificio de barroquismo extremo, además una obra de arte, a la que siempre vuelven los ojos de los simples mortales.






martes, 7 de mayo de 2013

MARLENE ES MUCHO MÁS

21 años de la muerte de la diva, de la actriz, de la mujer...Marlene sigue sobrevolando el universo de los sueños de aquellos que aún quedan embobados de las viejas películas en la sala oscura. La presencia de la actriz, mito incuestionable ya de este viejo 7º arte, está más viva que nunca. Sus películas, nuevas siempre, siguen encandilando nuestras retinas, todavía asombradas. Marlene siempre ha sido y es más, su eterno enigma traspasa el celuloide y se queda mágicamente adherido a nuestra memoria; es sueño y como los sueños siempre retornan. El auténtico secreto de los sueños es su capacidad para levitar en nuestra mente sin perder un ápice de su verdadera relevancia. Las imágenes de Marlene, sus miradas en primerísimos y artísticos primeros planos, sus poses de majestuosa indiferencia y sus largas y estilizadas piernas llenan la pantalla, la película queda subsumida a ella, no importa más, ni argumentos y guiones desaforados ni diálogos aparentemente inverosímiles, sólo queda su presencia, su evanescente y singular presencia, como el recuerdo de un sueño al que siempre queremos volver por enigmático y surrealista. Pocas personalidades de la pantalla han traspasado la trivial y soez, a ratos, realidad para convertirse en materia onírica, sólo aprensible con la capacidad emocional que los sueños dan. Marlene es mucho más que una actriz, más o menos bien fotografiada, más o menos diseñada, estéticamente perfecta y calculadamente lanzada; Marlene es sin lugar a dudas materia onírica, difícilmente encasillable en un estereotipo femenino y cinematográfico. En ese misterio insondable radica su eterna presencia, su rabiosa y atemporal actualidad. Marlene, siempre lo dijimos, es mucho más.

lunes, 6 de mayo de 2013

21 AÑOS


Tal día como hoy, hace ya 21 años, fallecía en París Marlene Dietrich. Dos décadas sin Marlene, dos décadas recordando a una actriz y a una mujer que el tiempo agiganta. Recordémosla siempre con sus películas, con sus canciones, con sus eterna presencia. Por ti, Marlene.

domingo, 21 de abril de 2013

lunes, 8 de abril de 2013

SARA MONTIEL: DESCANSE EN PAZ

Ha muerto la actriz española (y manchega) Sara Montiel. La gran estrella se ha marchado de imprevisto en este día de primavera en que por fin luce el sol. Sara Montiel fue la primera y quizá la más grande actriz, mejor estrella, que pisó Hollywood y triunfó. Como artista, sólo cabe decir que fue tan exultantemente atrayente como bellísima. Fue la estrella sin duda que mejor representa la belleza española y el buen hacer español. Una luz se apaga en el pequeño firmamento de las estrellas latinas, una gran luminaria se enciende en el cielo de los ya fallecidos del séptimo arte.
Sara y Dietrich...curioso paralelismo. Las dos coincidieron en Hollywood, se conocieron y tuvieron, según cuenta Montiel en sus memorias, una estrecha amistad. Marlene le aconsejaba a la manchega universal el color rojo como tono que mejor le sentaba. Sara alternó con amigos, y amantes, de Dietrich en aquellos atractivos años de la posguerra mundial: Gary Cooper, Burt Lancaster con los que compartió cartel en películas memorables o con Marlon Brando, James Dean (la última fotografía de éste aun vivo, antes de morir en su coche, es con Sara Montiel) o con el mismísimo Hemingway, amigo y amante platónico de Dietrich, que le enseñó a fumar los puros habanos que Sara siempre amaneradamente lucía en su mano envuelta en volutas de humo. Era tan Montiel como Dietrich en su rotunda presencia. Sara fue la femme fatale que arrastraba a los hombres a la perdición o al amor imposible y trágico, su voz sinuosa y grave arrastraba las sílabas cuando susurrando cantaba canciones como Fumando espero (un título tan Dietrich, por otro lado)...En sus espectáculos de madurez quiso ser una artista en la estirpe de Dietrich, con su voz sensual, sus poses de divina e inmortal estrella y sus canciones de amores imposibles y de alocadas tigresas que suspiran de amor-pasión, acodadas con displicencia en una gran chaise longe. Marlene se despidió de las pantallas y quizá de la vida del oropel en Just a gigolo, interpretando a una madurísima condesa que regenta un exquisito club de decadentes gigolós que acompañan a gloriosas mujeres en sus últimos bailes; Sara Montiel se despidió de las cámaras en el vídeo musical de su hijo Zeus interpretando el papel de una gloriosa actriz rodeada de gigolós semidesnudos que bailan alrededor de la estrella, en un ambiente de discotequeras luces y pasiones. Paralelismos, coincidencias de dos mujeres que ante todo coincidieron en algo tan simple y a la vez difícil como fue ser enteramente libres toda sus vida,  genuinamente ellas, derribando obstáculos y siendo lo que ellas querían en todo momento, pasándose críticas, presiones, leyendas y mitos por el orificio humeante de las volutas de sus cigarrillos. ¡Ah! y además era manchega de pro, que no es cualquier cosa. Descanse en paz.



domingo, 31 de marzo de 2013

BOWIE Y LA CONDESA

En Londres estos días podemos disfrutar de una exposición de la trayectoria del cantante David Bowie. El mítico artista, con disco recién estrenado tras años sin editar nada, compartió película con Marlene o quizá no, como según cuentan las crónicas que detallan cómo las escenas que Dietrich rodó las hizo en París y la película se rodó en...Berlín ¿Llegaron a verse, a conocerse, a reflejarse en un espejo dual, estas dos grandes estrellas?. Bowie siempre admiró a Dietrich. En la época del glam rock quién mejor podía servir de inspiración para la sofisticación de la ambigüedad que una artista que ya en sus inicios había jugado con la androginia y las plumas del oropel y el glamour. El cantante hizo de su vestuario en los inicios de los setenta un claro homenaje a Dietrich y sus plumas; Bowie cantaba como un alienígena tocado con la boa emplumada como si de un dandi que emulara a Dietrich se tratara, pasado por el rock colorido y sofisticado. Estas dos rara avis se cruzaron, o quiza no, en la mítica y última película de Marlene, Just a gigolo, la condesa cantaba melancólicamente en un bar nocturno la canción que da título a la película mientras Bowie escuchaba triste y apesadumbrado. Dos personas-personajes que hicieron de su vida un verdadero homenaje a la libertad, entendida como "siempre he hecho lo que he querido" y las plumas que les arropaban así lo demuestran

.

miércoles, 27 de febrero de 2013

PASEN Y VEAN

En próximas entradas iniciaremos o reiniciaremos comentarios, opiniones y diversos apuntes sobre las películas de Marlene. Sin animo de ser demasiado rigurosos para que de esta forma siempre quede algo que decir sobre la obra de Dietrich. Serán impresiones, vagas a veces, intensas otras, esperemos que interesantes siempre o al menos sugerentes. No pretendemos más que propiciar que aquellos que no conocen aún las películas de nuestra admirada Marlene se acerquen a ellas; quienes ya las conocen podrán recordarlas y desear revisarlas de nuevo. El legado Dietrich siempre ocupará nuestros desvelos y vosotros, admiradores y curiosos, sois, somos, quienes debemos mantenerlo en pie con nuestros emocionados recuerdos. Pasen y vean, opinen, comenten y ante todo, eso siempre, emociónense si más. El arte sólo requiere eso.